Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Pages Navigation Menu

A rastras

Para una brujilla simpática
y para un señor de negro.
Porque a veces uno, sin saberlo siquiera,
está donde debe, cuando debe
__________________________________

Siento que el barco mío
ha tropezado, allá en el fondo,
con algo grande.
¡Y nada
sucede! Nada… Quietud… Olas…


-¿Nada sucede? ¿O es que ha sucedido todo,
y estamos ya, tranquilos, en lo nuevo?

………………………..

A algunos sitios, como a algunas personas, llegamos a veces siguiendo un camino recto, sin escollos, apacible, en una bonita sucesión de mañanas brillantes bañadas por el sol.
A otras personas, como a otros sitios, nos acercamos a la caída de la tarde, a veces bajo la lluvia e incluso luchando contra el viento…, en esos casos, entran tentaciones de deshacer lo andado, pero algo nos dice que el esfuerzo de llegar puede merecer la pena.
El caso es que, con independencia de cómo haya sido el camino, cuando llegamos y nos sentimos a resguardo, pensamos “¿qué más da?” El hogar está encendido, el café listo para tomar y las palabras se agolpan, nerviosas, en los labios, soñando con iniciar la conversación.
Hoy quería pasarme por este Club, necesitaba hacer acto de presencia; ha sido un día en el que he despedido definitivamente a alguien a quien le ha costado marcharse, aunque ya hacía días que había hecho el último equipaje de su vida. Me urgía venir aquí a contar… ¿qué, si sólo queda ya el vacío?… y además ¿para qué escribir nada, cuando todo está ya escrito?
El tiempo no acompaña, está lloviendo y Katherine Mansfield me esperaba junto al sillón. Había ya decidido dejarla hablar a ella y ser yo la que escuchase, hasta donde la tristeza me dejase concentrarme… pero he pensado en voz alta y alguien, de imprevisto, ha asomado la cabeza, como esos amigos infantiles que me decían “vaaaaa, si tú vas, yo voy también”, cuando querían que me apuntase a una de las excursiones optativas que hacían en el colegio y ante las que siempre me hacía la remolona.
Esta tarde he venido casi a rastras, pero el caso es que aquí estoy… esperándolos. Y me gustará verlos, a ellos y a Juan Ramón, que no lo había traído yo nunca… pero me han entrado ganas hoy de presentarle a este par.
(voy sirviendo las copas… ¡qué sepáis que ya estáis tardando!)
www.elclubdelosdomingos.com
Avatar

Escribo. Leo. Horneo. Siembro.

  • facebook
  • twitter

22 Comentarios

  1. Avatar

    @Xon. Ja parlarem. He pensat en tu aquests dies, en realitat he pensat en tots els que estimo… però no es pot (ni s'ha de) viure amb por, ans el contrari, aquestes coses ens han de donar més ganes de gaudir de la vida. Amiga?… uix, no sé jo si “amiga” ens defineix massa bé… “germamiga” seria més precís, no? 🙂

    Un petonàs, Xon, mancaves tu! (no cal que m'ho demanis… pa' ti dos ditets de wisky… te'ls serveixo ja!)

  2. Avatar

    No sé qui és que t'ha deixat, però pensa que aquí em tens “pá lo que necesite usté”.Jo sóc encara més egoista i no voldria que ningú dels que estimo hagi de passar pel mal tràngol de perdre algú que estima.Un peto amiga meva.

  3. Avatar

    @Rafael Pardo. Bonita y sabia reflexión, Rafa. Es cierto, las pérdidas se viven de forma traumática porque, en lo más hondo de nosotros, nos resistimos a aceptar que ni nuestro ser ni nuestros sentimientos y circunstancias vitales, gozan del don de la inmortalidad. Todo acaba, la vida también… pero aceptar eso conlleva recorrer un doloroso trayecto, que conduce a algo tan difícil como la resignación.

    Te sirvo una valeriana ahora mismito, faltaría más… aprovecho para tomar un té contigo, que hoy ha sido un día de esos de cansancio hermoso, que diría el poeta, porque cansarse haciendo lo que te gusta y rodeado de gente que comparte entusiasmo e intereses contigo… pues sí, es cansarse… pero casi ni lo parece…

    Gracias por comentar, Rafa. ¡Ven más, que me gusta encontrarte por aquí! 🙂

  4. Avatar

    Bueno… aunque tarde, me asomo por aquí…

    Creo que en el trasfondo de este precioso post subyace el sentimiento de duelo, una forma de trastorno adaptativo y que no necesariamente está asociado siempre a un discreto exitus.

    El sentimiento de duelo es inherente a la condición humana, pues siempre en mayor o menor grado sufrimos pérdidas, algunas de ellas materiales, otras personales, y las más, espirituales.

    Las pérdidas personales y espirituales son las más dolorosas, en las que pasas sucesivamente por diferentes etapas en tu estado de ánimo, y que inevitablemente acaban en la resignación… puede ser una muerte, tu primer amor, un buen amigo o tú mismo, si te anuncian que allá donde pensabas que eras inmortal, de repente te queda poco tiempo.

    Pienso que es importante en estos casos (con exitus o no) la despedida, el poder decir lo mucho que has querido a quien ha de partir…

    En fin, no me quiero poner sensible… y para mí, aunque sea contracorriente, una valeriana… :-

  5. Avatar

    @JoanKa. Ay JoanKa, ¡qué alegría verte por aquí!… me estabas faltando… es que yo, a lo bueno, me acostumbro enseguida.

    La frase es de un psiquiatra, Ronald Laing (no lo sabía, lo he buscado en “la nube” y lo pongo por si nos interesa leer algo suyo… que igual vale la pena, porque con la frasecilla lo clavó, la verdad).

    Es cierto que a unos les cuesta más despedirse que a otros, también lo es que hay personas a las que es más difícil dejar atrás (o que nos dejen ellas atrás a nosotros), y la compañía (la vuestra) se agradece mucho en estos casos.

    ¿Sabes? escribo por muchos motivos, el más egoísta es porque me siento mejor cuando lo hago… pero no tendría por qué publicarlo aquí, podría escribir en un cuaderno y luego dejarlo en un cajón, como hacía antes. Ahora no quiero. Empiezo a sospechar que, cada vez más, escribo para veros asomar la cabecilla a vosotros, por el gusto de teneros aquí los domingos y fiestas de guardar y disfrutar un poco de vuestra compañía.

    Muchas gracias por venir, Joanka. Un abrazo.

  6. Avatar

    @Tío Eugenio. ¡Hola Ug! Escribir es como vivir, se aprende con la práctica y lo mejoran los motivos que tengas para querer hacerlo bien (hay quien le llama “la musa”, yo no, siempre me ha dado coraje esa ninfa envuelta en velos, que se acaba llevando un mérito que no le corresponde… pero igual es envidia, ¡tan guapa ella y tan perfecta!). Entre tanta novela, leo pocos blogs, pero el tuyo sí, ya ves, tiene una prosa fresca, que me gusta.

    Que sepas que he preparado otra cafetera sólo para ti, el otro café estaba ya helado… ¡Qué bonita es “la Internés”! si no fuese por ella, ¿de qué me iba estar yo tomando un café (sin azúcar) con un señor de Móstoles?

    ¡Un abrazo!

  7. Avatar

    La muerte en si misma no es triste, es una fase más de esa hermosa experiencia que llamamos vida. Lo que sí resulta triste son las despedidas, por la pérdida (egocéntrica si queréis) que suponen y la muerte es la despedida definitiva… Y a veces, sólo a veces, resulta que hay a quien no se le dan bien las despedidas, y entonces, la tristeza y el dolor regresan periódicamente para recordarnos lo que hemos perdido y lo que no cerramos adecuadamente.

    En cualquier caso, una de mis frases ingeniosas preferidas es (como de costumbre, no me acuerdo del autor, maldita malamemoria mía!) la que dice que “la vida es una enfermedad de transmisión sexual con pronóstico mortal en el 100% de los casos”.

    Gracias por escribir y por cómo escribes aunque no sea domingo (aunque lo parecía).

    Un abrazo 🙂

  8. Avatar

    ¡Hola niña! Yo soy abstemio integrista, es lo único raro así que tengo, por lo tanto me quedo con el café, que nadie quiere.

    También me quedo con la prosa de los dos primeros párrafos, que veo que tengo aún mucho que aprender en esto de escribir.

    Y me quedo también con el optimismo ante la muerte que todos exhibís, lo cual es mucho más grato que lamentarse (por nosotros, como bien dice Isabel)

    El café sin azúcar, gracias. Un abrazo,
    Ug

  9. Avatar

    @Isabel Sala Casteràs. Doncs pren el que vulguis, et diré una cosa, alegre no estic, però ha estat molt reconfortant passar la tarda entre amics… aquest bloc és ja una mica com un club de veritat i avui m'heu animat tots molt. Heu estat vosaltres el suport que necessitava…

    Moltes gràcies per venir, Isabel. Una abraçada molt forta!

  10. Avatar

    Com diu el pintadero que és un personatge del Tenorio del Nofre Llonze que estem assajant actualment: “…mas café no tomo yo, porque los nervios me inquieta…” D’un temps ençà només prenc cafè als matins.
    Quan va morir el meu pare jo era molt petita tenia tres anys, però recordo vivament el dia en que va expirar el meu avi, en els seus ulls blaus-grisos vaig poder veure reflectida una gran tranquil·litat i moltíssima serenor, no sé, com si en aquell moment els seus ulls contemplessin alguna cosa meravellosa. Fins aleshores la mort em feia por, a partir d’aquell moment, diria que em fa “respecte”.
    Si plorem en acomiadar-nos de les persones properes que ens deixen, és senzillament, perquè pensem en nosaltres. Si penséssim on va la persona que mort, i més jo -que em defineixo creient- l’única cosa que em pot provocar, és una immensa alegria. Ànims Francesca!!!

  11. Avatar

    @nur. ¡Anda @cumCla (¿ves cómo ya empiezo a decir tonterías?) sírvele otro aquí a la señorita!… es que a mí ya me falla el pulso 😉 … Ay, Nur, que va a ser verdad lo que dice Juana… ¡recordémoslos alegres!

  12. Avatar

    (¿me borras, please, el anterior comentario?)

    @FrancescaBCN es que hoy no es día de café! Si te pasas por aquel blog de cuyo nombre no quiero acordarme (y no suelo citar), verás que nuestro estado vital es algo parecido. Estos días echo mucho en falta a alguien que también se marchó pronto hará un año. Otro abrazazo! 🙂

  13. Avatar

    @Juana. Me has hecho buscar “Bodhisattva” en el diccionario… ¡qué bonito, Juana, iluminación y saber! ¿no quieres tú un poquito de brandy también y brindamos por tu padre?… ¡gracias a ti, brujilla!… si es que os lo teníais más que ganado, pero mira por donde, tenía que ser hoy… que estaba yo medio despidiéndome sin saber ni de quien ya y habéis asomado la cabecilla los dos… to' renegríos… pero más majos que toas las cosas… 🙂

  14. Avatar

    Gràcias por la intimidad Juana. Había oído algo similar sobre los Bodhisattva. Bonita aportación…gracias de nuevo…voy a por otro brandy 😉

  15. Avatar

    @nur. Conste que yo he dejado clarito lo de que “el café está listo”… pero parece ser que café no quiere ni el de la moto… nada hija, tú bebe, que aquí ninguno solemos, pero le estamos dando bien al frasco… 😉

  16. Avatar

    Y ¡gracias!

  17. Avatar

    De unos años aquí tengo debilidad por las infusiones y las pastitas.
    La presencia de la muerte ha pasado de ser “un miedo” a ser una “consejera” pero no se ni en que momento sucedió, ni en que lugar ….

    Os voy a contar una “intimidad”, el 11 de septiembre del 2008 murió mi padre de Alzheimer, en su enfermedad, que no fue “demasiado” larga, tuvimos de todo, pero os aseguro que lo bueno es infinitamente mayor que lo malo, llenaría demasiado esto si contara todas las anécdotas, solo os contaré la última, cuando lo sacaban en la caja y lo vería por última vez, lo toqué, la sensación era de una alegría tan desbordante que no se ni describirla …. no estoy loca, solo se que en menos de una semana leí, en uno de mis “raros” libros, que cuando un Bodhisattva muere, eso es lo que se siente. Seguramente mi padre era eso para mi, no estoy segura de que lo fuese para todo el mundo.

  18. Avatar

    Pues, bueno, ejem, yo también tomaré algo: un brandy, aunque no me guste demasiado, creo que, como dice @cumclavis, es lo que deberíamos tomar en este tiempo más que otoñal. Una abraçada ben forta, Francesca!

  19. Avatar

    @cumClavis. Bueno, va… echa… pero ya sabes que a mí el alcohol… si digo muchas tonterías, tú ni caso… ¿vale?… 😉

  20. Avatar

    Aunque no suelo, para mí un brandy, Francesca, algo caliente, y nos sentamos aquí, juntos, a hablar de la vida y de que cómo con ese tiempo sabe a muerte, y de cómo nos da igual y de… otro brandy? 😉

  21. Avatar

    @fvernalte. ¡Bien hecho! es que hoy, siendo fiesta, notaba yo un no sé qué, no sé cómo… que se me hacía raro no escribir y además, que yo me hacía tanta falta como pereza me daba ponerme… ¿Ya estás con los nervios del debutante?… empezar en La Literaria tiene mérito… mucho mejor ir la segunda…¡ande va a parar! 🙂

  22. Avatar

    Casualmente he visto tu post en el twitter, y me he pasado por tu club, aunque sea martes;-)

Responder a Francesca Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *