Pages Navigation Menu

Bizcocho de naranja… y yogur

21 Flares Twitter 0 Facebook 15 Pin It Share 3 Google+ 3 Email -- 21 Flares ×

Si no me han dado 20 recetas de bizcocho de yogur, no me han dado ninguna… pero jamás le he cogido el gusto. Todas eran o demasiado secas o demasiado insípidas, el caso es que me he aferrado al bizcocho 4/4 como si me fuese la vida en ello, hasta que mi madre un día me dijo que la mantequilla le sentaba mal y decidí que, si hacía ciertas modificaciones, bien podía darle otra oportunidad al famoso yogur de limón.

El primer cambio es que el yogur no es de limón, sino natural. El sabor de los yogures de sabores (va a tener que valer la redundancia, no se me ocurre otra manera de decirlo para que se entienda) no me gusta y sin embargo, el de la pasta concentrada de Home Chef sí. No existe otro motivo.

El segundo cambio es que en la receta que conseguí el aceite era de oliva y yo, para postres y solo para postres, prefiero el de girasol. Es menos denso y menos sabroso, y el bizcocho a lo que debe saber es a naranja, no lo olvidemos.

Finalmente, he suprimido la ralladura de fruta, porque buscaba una textura muy suave, que imitase a la del bizcocho de mantequilla, aún sin ella, y no quería tropezarme con trocitos de corteza.

PastelNaranja2

INGREDIENTES:

  • 3 huevos
  • 2 medidas de yogur de azúcar blanquilla
  • 1 yogur natural
  • 1 medida de yogur de aceite de girasol
  • 2 cucharadas de postre de concentrado de naranja
  • 3 medidas de yogur de harina de repostería
  • 1 sobre de polvos de hornear Royal
  • Azúcar impalpable (o glass en su defecto) para decorar

 

Precalentar el horno a 180ºC. A continuación, empezar a preparar el bizcocho.

Batir en la amasadora a velocidad alta (se puede hacer a mano, no es una masa densa, pero siempre queda la textura mejor con la máquina) los huevos con el azúcar, hasta que quede una mezcla espumosa. Bajar a velocidad media y añadir el yogur, el aceite  y el concentrado de naranja hasta que se integre. Incorporar la harina y los polvos de hornear previamente tamizados. Debe quedar con textura de crema espesa, sin grumos.

He utilizado un molde desmontable de 24 cm. que he preparado previamente con spray antiadherente Dübör -cuando lo probéis no utilizaréis otra cosa, y si no al tiempo- y lo he horneado durante 35 minutos en la parte media del horno.

Sacarlo del horno y esperar que se enfríe para desmoldar. En mi caso, al ser el fondo del molde de porcelana, me he limitado a quitar la tira de silicona y he utilizado la base para servirlo.

PastelNaranja1El resultado es un bizcocho que incluso puede servirse templado y muy apropiado para una merienda casera. El sabor es suave, la textura esponjosa y está buenísimo acompañando a un café o un té.

Puedo imaginarme sin problemas a la mismísima Miss Marple, comiéndose un buen pedazo mientras especula sobre quién será el asesino.

¡Buen provecho, socios!

Quizás también te guste leer:

Escribo. Leo. Horneo. Siembro.

  • facebook
  • twitter