Pages Navigation Menu

Angel’s food de cacao

4 Flares Twitter 0 Facebook 2 Google+ 2 Email -- 4 Flares ×

INGREDIENTES

  • 9 claras de huevo
  • 70 gr. harina tamizada
  • 30 gr. cacao puro 
  • 200 gr. azúcar blanquilla 
  • 1/4 cucharadita sal
  • 1 cucharadita cremor tártaro 
  • 1 cucharadita pasta de vainilla

ELABORACIÓN

Precalentar el horno a 170ºC.

Tamizar juntos la harina y el cacao en polvo y reservar.

Batir las claras, a velocidad baja, junto con el cremor tártaro y la sal, durante un minuto hasta que el cremor tártaro se haya disuelto totalmente.

Aumentar la velocidad de la batidora y continuar batiendo durante 2 ó 3 minutos hasta que las claras hayan montado y consigamos que se formen picos blandos.

Sin dejar de batir, bajar la velocidad e ir incorporando el azúcar a cucharadas, a una velocidad de 2 cucharadas cada 15 segundos. Las claras ahora deberían tener un aspecto brillante.

Parar la batidora y comprobar que las claras estén firmes. Incorporar el extracto de vainilla y continuar batiendo a velocidad media durante 1 minuto.

Bajar la velocidad. Añadir una cucharada de la mezcla de harina y cacao, y continuar batiendo hasta que no queden rastros de ella. Repetir con el resto de la mezcla hasta que la hayamos terminado. Las claras ahora deberían tener un aspecto suave y esponjoso.

Utilizando la espátula, pasar la masa al molde y asegurarse de que quede uniformemente repartida y llegue bien a la base. Si queremos alisar la superficie podemos hacerlo, pero no es importante ya que esta parte será la base del cake.

Hornear durante 40 minutos, sin abrir la puerta del horno. Si la parte superior está dorada y ya no aparece húmeda, tocarla ligeramente. Si notamos que está firme, insertar un palillo cerca del centro. Si éste sale seco, el cake está listo. Si sale húmedo o con trocitos pegados, programar el horno unos cinco minutos más y volver a comprobar. Repetir este proceso hasta que el cake este completamente hecho. El proceso de horneado no debería de durar más de 50 minutos.

Con mucho cuidado retirar el molde del horno. Darle la vuelta y dejar enfriar sobre las patitas de aluminio que lleva el propio molde, durante 1 hora, pero no más, de lo contrario se humedecería.

Pasado este tiempo, pasarle un cuchillo por los lados y por el borde del tubo para que se despegue el cake. Estos moldes tienen la base desmoldable, así que le daremos la vuelta sobre un plato. El cake deberá enfriar unos 45 minutos más sobre una rejilla hasta que enfríe totalmente.

A pesar de lo frágil que parece, este cake es bastante resistente cuando enfría. La mejor forma cortarlo es con un cuchillo de sierra.

Es uno de los pasteles más buenos que he hecho nunca. Muy esponjoso, ligero y sabroso. Yo lo serví espolvoreado con azúcar glass y acompañado por helado de vainilla. Todo un éxito.

OBSERVACIONES:

El molde debe ser de aluminio, con patitas. En su defecto un molde que no sea antiadherente, para que así la masa pueda “agarrarse” a las paredes y subir. Por tanto no lo debemos engrasar con mantequilla.

FRANCESCA. Si os gusta el pastel, todo es mérito de Luisa, que me pasó la receta de Bea y me contó sus trucos. Si algo sale mal, seguro que es culpa mía

Quizás también te guste leer:

Escribo. Leo. Horneo. Siembro.

  • facebook
  • twitter